Iniciar sesión

Imagen de cabecera.

Teresa Banet

Paisaje, sostenibilidad urbana y accesibilidad universal

Molino de Santo Domingo al borde del rio Sarela

Hace años, como perteneciente al equipo ganador del concurso del proyecto “Jardín Botánico de Santiago de Compostela”, yo personalmente, me encargue de los proyectos de rehabilitación y reutilización de los tres molinos del río Sarela que se sitúan en la zona.

En el proyecto que presentamos , tanto por la situación y singularidad que tenía cada molino, se le fue adjudicando diferentes funciones dentro de la estructura general del jardín: entrada, mirador y formación y, descanso jardineros.

Ya desde el inicio, desde las propuestas para el concurso del Jardín botánico, me llamo mucho la atención el molino de Santo Domingo. Entonces aun estaba habitado por familiares de los antiguos molineros, y que mantenían todo el sistema de del molino de agua en perfectas condiciones con cierto romanticismo. La señora, hija de los últimos molineros, me explicaba con todo detalle: como funcionaba todo el sistema de entrada y salida del agua y como funcionaban las muelas de piedra. Incluso, cuando el río después de unas lluvias y traía exceso de agua, como se levantaban por la noche para acercarse a la entada del canal para bajar la compuerta de control del cauce.

En su momento hice muchas visitas, pues además de poder ver, a 15 minutos a pie del centro de Santiago de Compostela, como funcionaba un molino de agua con las muelas de moler dentro de un espacio religioso: ” La capilla de Santo Domingo”, tenía que pasar datos de la zona al resto del equipo del proyecto que dirigía Carlos Ferrater desde Barcelona.

Este proyecto nunca se llego a realizar. Ha quedado en el olvido.

Pero si se llego a expropiar los terrenos y los molinos por parte de la Universidad, Ayuntamiento y Consorcio de la ciudad de Santiago de Compostela

No volví por la zona hasta hace unos días. Con el hábito que tengo de pasear por el borde urbano, por los ríos y colinas que conforman y limitan la ciudad me encuentro el gran desastre.

Por un lado, el molino todo quemado, capilla de Santo Domingo incluida, y todo el sistema de funcionamiento abandonado.

Por otro el intento de denominar ese tramo del río Sarela Botánico, y para cuya visita se instala una pasarela de madera instalada de forma que la micro historia local del sistema de funcionamiento del molino no interesa restaurar.

Pero……., para cuando Santiago de Compostela iniciará una apuesta seria por un urbanismo sostenible, donde el respeto al ciclo natural del agua a traves de la protección de sus ríos y con la recuperación de los molinos de agua como lugares de nuestra cultura y de producción de energía limpia inagotable.

Hoy día me pregunto. ¿Porqué no se me aviso a mí para trabajar en esta zona? Soy y tengo el estudio en Santiago de Compostela, pero además, conozco muy bien la zona y puedo aportar datos y detalles de todo el funcionamiento de los molinos.

Bajada hacia el Molino de santo Domingo

Interior del Molino

Dando la escala de la capilla-molino de Santo Domingo

Capilla- molino de Santo Domingo al borde del río Sarela

Información oficial del sendero del “botánico” con idea de unirlo a la “PROPUESTA de itinerario verde urbano”

Exterior de la capilla-molino de Santo Domingo

Sistemas de canales y compuertas de control, para la entrada y salida del agua del río hacia los molinos y desde éstos de nuevo al río

Hay mucho por hacer por la sostenibilidad de Santiago de Compostela. Hay que actuar de forma diferente, diametralmente opuesta a como se ha hecho hasta ahora. Por un futuro más sostenible, aun podemos cambiar, pero hay que iniciar el cambio YA.

 

Etiquetas: , , .

1 comentario

  1. Javier González dice:

    Buenas Teresa me GUSTARIA poder halar contigo , queremos rehabilitar un molino en la sierra de Madrid , gracias

Escribir un comentario