Iniciar sesión

Imagen de cabecera.

Teresa Banet

Paisaje, sostenibilidad urbana y accesibilidad universal

Reflexiones sobe el diseño de la vivienda ¿de lujo? ¿de protección oficial?

Hace un tiempo hablando con compañeros sensibles y comprometidos con la sostenibilidad, comentaban que uno de nuestros graves problemas para remontar la falta de trabajo debida a la crisis del ladrillo, son los promotores y constructores que están ahora en el mercado. Mi compañero decía: no nos sirven, no nos valen y…es más no los queremos. Y así es, como los arquitectos nos vemos solos frente a nuestra responsabilidad social, como diseñadores de ciudades y viviendas futuras.

Bueno pues iniciemos el camino reflexionando. Reflexionando sobre la sostenibilidad urbanística sí, pero también reflexionando sobre lo que sucede con las viviendas que están aun sin construir, pero con proyecto y quizás licencia. Viviendas aun sin habitar, en la que ya se detecta grandes problemas de ahorro energético debido a su diseño de fachadas, y también con grandes problemas en el diseño de sus distribuciones y propuestas de espacios. Viviendas que no se adaptan a las necesidades de la unidad familiar y, que después de su compra, obliga a demoliciones de partidas de obra para adaptarlas a las verdaderas necesidades, produciendo gran despilfarro de material y con ello despilfarro energético. Despilfarro debido a la fabricación y reciclado de materiales de las unidades de obra demolidas.

Revisemos que podría ser una vivienda, una vivienda digna en nuestra cultura:

Una vivienda digna, independientemente del tipo de familia y del nivel social, deberá resolver correctamente la INTENDENCIA DE LA VIVIENDA, es decir, resolver correctamente las piezas clave, para que la vivienda se ponga al servicio de la unidad familiar. Vamos que la vivienda funcione bien.

Los espacios de intendencia de la vivienda, son espacios donde se realizan funciones precisas y continuas, vitales en la cotidianeidad de las familias, y que permite integrar a todos sus miembros en los diferentes trabajos del hogar. En las actuales promociones de viviendas, se presentan como espacios inexistentes o escasamente valorados. Solo presentan el salón y dormitorios, poco flexibles excesivamente normalizados. Baños, pequeños, muy pequeños para todas las actividades que allí se hacen por parte de una la familia (baños bebes, hijos de diferentes edades, ayudas al aseo personal de personas necesitadas, mayores, discapacidades físicas etc.) ni se los plantean exteriores. Las cocinas que en un intento de modernidad cinematográfica, se incluyen en el salón cuando la vivienda es pequeña, o aparece como pieza aparte de escasa dimensión para el almacén y actividad familiar.

Pero si apostamos por el ahorro y eficiencia energética, los espacios de intendencia de una vivienda, debido a su uso continuado a lo largo del día y la precisión del trabajo que en ellos se realiza, estos espacios, deberán tener iluminación natural , permitiendo un ahorro económico en el recibo del consumo de la la energía eléctrica de las familias.

Considero que las superficies destinadas a los espacios de intendencia deberán ser proporcionales al número real de habitantes de la casa, algo que se computara con el número de camas. Para nuestra cultura estos espacios serán universales:

Cocina con despensa para alimentos, a modo de fresquera.

Porque la incorporación al mundo del trabajo de la mujer, necesita una programación en la compra de alimentos.

Aquí en Galicia, si habitamos en edificios bien estudiados desde el punto de vista climatológico, el recuperar la fresquera servirá para reducir el consumo de neveras y con ello ahorro energético y mejora del medio ambiente.

Lavandería, tendal y limpieza general

Porque no se debe forzar a utilizar la lavadora y secadora todos los días. La recuperación de una pila para fregar, espacio para limpieza general y tendal, facilitara la limpieza general de la vivienda.

Si habitamos en edificios bien estudiados desde el punto de vista climatológico, reduciremos el consumo de energía en el uso de la secadora de ropa eléctrica.

Cuarto de plancha con ropero de ropa blanca y limpieza de calzado

Porque una familia además del espacio que exige la plancha, necesita un espacio común de ropero donde guardar: ropa blanca, maletas, mantas, toallas etc, que permitirá mantener la individualidad de armarios , dentro del espacio privado que le corresponda a cada miembro de la familia.

Baño para uso asistido, SIEMPRE

Además del tipo, hay que valorar el posible estado físico del miembro de la familia. El baño normalmente oscuro y de dimensiones justas para que entren los sanitarios, cada vez más se aleja de la función de usos asistido.

La aparición de más de un baño en las viviendas, traslada el pequeño conflicto familiar de disputa en su uso, a otra dimensión.

El control del número de baños, permite un ahorro energético importante al reducir el consumo de material de un baño.

Esta cooperativa que muestro, no es única, simplemente la enseño como representante de todas las viviendas que actualmente se están haciendo en Santiago de Compostela. Viviendas grandes o pequeñas con la misma estructura y, solo se diferencian entre sí por el número de dormitorios, pero alejadas del verdadero y cómodo servicio a la unidad familiar.

COOPERATIVA GALERAS ENTRERIOS

Los primeros comentarios ya son sobre imagen urbana de las viviendas:

Las fachadas tanto a nivel de la escala de imagen urbana , eficiencia energética y accesibilidad para todos, debería repensarse casi de nuevo ya que:

Sobre la imagen urbana, cuidar más el volumen para que no destruya uno de los atractivos urbanos de la ciudad histórica de Santiago de Compostela, el juego de escalas que hay entre los pequeños volúmenes de las arquitecturas la vivienda y los grandes volúmenes de sus iglesias y monasterios.

Los huecos de las fachadas, además de no ajustarse a una exclusiva imagen de vivienda, no buscan la integración con el entorno historico ni en proporciones, forma y color.

Edificio de la misma promotora en el barrio de Santa Marta

Sobre la eficiencia energética, cuidar la fachada que mira a poniente, pues al hacerla totalmente acristalada necesitará el consumo de energía para refrescar las estancias en días de fuerte soleamiento.

El bajo cubierta con tejado de vidrio y las fachadas, independientemente que mire a norte, sur este u oeste, desde el punto de vista energetico, algo esta mal planteado en este edificio de Santa Marta

Sobre accesibilidad, evitar paños acristalados de suelo a techo ya que producen vértigos a personas especialmente de edad avanzada.

Y los segundos comentarios, son sobre las piezas propuestas y distribuciones interiores de las viviendas, cuyas propuestas son muy especulativas y para nada se estudian las necesidades de la familia.

El diseño de las plantas se ajustan como un corsé molesto, se ofrecen viviendas de espacios muertos, sin vida. Viviendas donde vivirán familias de costumbres varías pero que se les forzara a impregnarse de sentimientos espaciales homogéneos.

Todas las propuestas de viviendas de esta promoción carecen de:

Cocina con despensa para alimentos, a modo de fresquera. Por eso nos vemos obligados al uso de frigoríficos

Lavandería, tendal y limpieza general. Por ello nos vemos obligados, al uso de secadora de ropa eléctrica y a una renuncia o ajuste encorsetado de un tendal amplio (sabanas de cama de 1,40m de ancho) y espacio de limpieza general.

Cuarto de plancha con ropero de ropa blanca y limpieza de calzado. Nos vemos obligados a utilizar armarios de ropa diaria para colocar la ropa blanca, pero además nos obliga a una renuncia o ajuste encorsetado de planchar la ropa (sabanas de cama de 1,40m de ancho)

Baño para uso asistido. Todos de escasa funcionalidad: área de toallas y armario cachivaches. No permiten la ayuda a personas con discapacidad física.

 VIVIENDAS DE UN DORMITORIO

PRIMERA PROPUESTA

Además con zona de comer desproporcionada, sientan a seis personas en la mesa. Y exceso de tabiques divisorios: Alto gasto de material. ¿Y si la habita una persona que necesita ayuda en el aseo personal y que prefiere salon – dormir y cocina independiente para evitar olores?

SEGUNDA PROPUESTA

Tambien exceso de tabiques divisorios: alto gasto de material

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

VIVIENDAS DE DOS DORMITORIOS

Si la habitan cuatro personas, es decir dos parejas. Hay falta de intimidad en el salón. Porque si las cuatro personas son mamá, papa una niña de 11 años y un niño de 17? Si, se puede ir viendo las diferentes familias de 4 miembros que se conocen y sus necesidades a ver si se adaptan a estas viviendas.

 

 

 

 

 

 

VIVIENDAS DE TRES DORMITORIOS

PRIMERA PROPUESTA

Falta de intimidad en la zona de comer con respecto a la entrada de la vivienda

 

 

 

 

SEGUNDA PROPUESTA

La zona de comer de seis personas se localiza dentro de la vivienda en el extremo opuesto a la cocina

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

TERCERA PROPUESTA

Las seis personas de familia no tienen un lugar para comer todos juntos. La segunda planta de la vivienda pierde intimidad por la acústica. El ruido del salón va hacia arriba.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

¿Que tendría que hacer yo si quiero una vivienda con el espacio de intendencia bien resuelto y accesible, con libertad en decidir en qué tipo y cantidad de mobiliario quiero, así como situar el mobiliario de mi casa de forma adaptada a mis costumbres?

¿Es que el tamaño de las piezas solo se ajustan a los muebles minimos y la vivienda solo puede crecer y si crece el número de dormitorios?. Patético.

NO. ESTA COOPERATIVA NO SIRVE. NO SABE OFRECER UNA VERDADERA VIVIENDA DE CALIDAD, Y DE EFICIENCIA ENERGETICA.

NO. ESTA COOPERATIVA NO SABE CONSTRUIR FUTURO. AUN TRABANDO DESDE LA ESPECULACIÓN. ¡BASTA YA!

A LOS INTERESADOS: NO ESCUCHEIS “LOS CANTOS DE SIRENAS” Y EXIGIR MODIFICACIÓN DEL PROYECTO. AUN NO SE HA INICIADO LA OBRA.

“El proyecto cumple los cánones del producto de ARIAL, es decir, arquitectura contemporánea y viviendas e interiores singulares, aunque su diseño tratará de mantener un diálogo con su entorno, el casco histórico, sin olvidar que el edificio estará a poco más de 100 metros del Hostal o del Convento de San Francisco.

Para todos los interesados, ya existe una vivienda piloto, en la que se pueden ver los espacios, calidades y acabados similares a los que dispondrán estas viviendas.

Ésta será una de las actuaciones residenciales más singulares y privilegiadas de los próximos años en Compostela. El régimen de cooperativa permitirá a los interesados alcanzar un coste de vivienda muy atractivo, y que actualmente se estima en 2.550 euros por metro cuadrado construido, sin incluir el IVA, aproximadamente un 30% inferiores a los precios de mercado de esta zona. Las plazas de garaje y trasteros tendrán un coste de 18.000 y 3.000 euros respectivamente, IVA no incluido.

 

 

 

 

 

 

 

 

Etiquetas: , , .

1 comentario

  1. Saludos cordiales.

    Muy bueno!

    Atentamente
    Erick Bojorque

Escribir un comentario