Iniciar sesión

Imagen de cabecera.

Teresa Banet

Paisaje, sostenibilidad urbana y accesibilidad universal

Santiago de Compostela: un parque temático para el turismo

El desarrollo urbano de la ciudad histórica de Santiago de Compostela siempre estuvo unido a al desarrollo social y económico de sus habitantes, que sin complejos, siempre supieron construir edificios e utilizar los espacios públicos del casco antiguo, según progresaba y se modernizaba la sociedad.

Desde el trazado urbano y posterior construcción medieval, pasando por la épocarenacentista y barroca, hasta incluso en los siglo XIX y XX, en la ciudad histórica se construían edificios nuevos y se rediseñaban espacios públicos que aportaban modernidad a lo más antiguo. Esta modernización de todo el casco permitia a sus habitantes dar vida a esa ciudad vieja, antigua, histórica.

Viviendas medievales ( pendiente de colocar imagen del 65 de la rua del Villar o 29 de la Algalia de Abaixo)

Viviendas barrocas. Arq: Andrade

Viviendas del XVIII, XIX

Viviendas del XIX, modernismo. Arq: Lopez de Rego

Viviendas del XX. Años 30. Arq: Banet

Y viviendas posteriores a los años 30.

¿SERIAN TODOS ESTOS INTERIORES IGUALES EN DISEÑO Y FUNCIONES?

Sera a partir de mediados del siglo XX, cuando, las normativas de protección de patrimonio empezaron a impedir la modernización de la ciudad historica. Y poco a poco, tanto habitantes como negocios se irian trasladando a extramuros y primer ensanche, dejando despoblada y empobrecida la ciudad histórica.

UNA FORMA DE PROCEDER EN EL DISEÑO EXTERIOR: APRENDER DE LO QUE EXISTE

Torre del Seminario Mayor. San Martin Pinario

Barroco de placas de la casa do Cabildo

Permitio ejecutar esta fachada de los años 30 del siglo XX. Interiores totalmente modernos

Esta despoblación y empobrecimiento provocaría grandes diferencias en el uso urbano. Durante el día se mantenía una escasa vida social y comercial, pero con la llegada de la noche ésta desaparecía.

Esta diferencia de usos entre el día y la noche, sería el origen de un programa político-comercial que consistía en recuperar vida nocturna del casco histórico, abriendo locales de hostelería que atrajera a la “movida estudiantil”. Pero en dicho programa, no se considero las frágiles fachadas frente los ruidos de la “movida”. Ello originaría grandes protestas de los, ya escasos, vecinos que iban perdiendo su tranquilidad nocturna, provocando nuevos vacios en estas viviendas tradicionales.

Con la aprobación del Plan Especia,l unido a la creación del Consorcio y su aula de rehabilitación, el casco viejo inicia una rehabilitación totalmente normatibizada, según reglas, que muchos pensamos que no dejaron de ser una especulación, de viviendas de nueva planta construidas con cierto romanticismo, y muy alejadas del conocimiento de lo que era la historia de la arquitectura local compostelana.

El Plan Especial en lugar de entender la rehabilitación desde la comprensión del trazado medieval y su posterior construcción a lo largo de toda la historia, picoteo conceptos arquitectonicos , reinterpreto, unifico materiales y sistemas constructivos que obligaba a aplicar a todos los edificios de la ciudad histórica. Protegió los elementos de una imagen urbana más significativa: fachadas y carpinterías, sentando las bases para un escenario de “parque temático”. No se detuvo en estudiar, una a una, las estructura de manzanas urbanas todas ellas diferentes. Unas estan formadas por una única edificación de gran volumen compuesta por: iglesias, conventos, seminarios, universidad, antiguo hospital etc.y otras formadas por diferentes edificaciones con diferentes funciones estructurales según se situan dentro de la manzana. Las pequeñas viviendas y locales de comercio, construidas en las antiguas parcelas medievales. Es decir, entre muros paralelos y gruesos de mampostería (60 ó 70 cm espesor). ¿ Se podrian agrietar o fisurar estos muros debido a algún empuje?. Las edifcaciones de tamaño medio: palacios y casonas, ¿podrian estar funcionando como contrafuertes de manzana?

¿Son contrafuertes de la manzana urbana?

Tampoco le intereso al P.E. proteger todo un sistema constructivo completo, adaptado a la climatología local y que se creó a lo largo de toda la historia de la ciudad. Dicho sistema se componía de: estructura con muros de carga sobre los que se apoyan una estructura de madera, una cubierta ventilada a modo de fallado ( modernamente trastero), unas fachadas de piedra de mamposteria o sillares si la piedra es vista, enfoscada con mortero de cal y con huecos de ventanas y puertas con carpintería de madera enrasada o en galería y en caso de haber balcones unas barandillas de fundición roblonada.

Esa adaptación del sistema constructivo a la climatología local, permitió que muchas viviendas nos llegaran hasta hoy día con una buena conservación, las ventilaciones cruzadas que se producían entre el bajo cubierta ventilada y ventanas enrasadas, garantizaban el secado de la madera de la estructura, divisiones interiores y otros, evitando su pudrición. El uso de barandillas de fundición roblonada y su toma a fachada con plomo, garantizaban que los movimientos que sufria las barandillas debido a las dilataciones por cambios de temperatura ( invierno y verano ó día y noche) no produjese fisuraciones en las fachadas.

Al Plan Especial, tampoco le intereso las distribuciones interiores de los edificios, los accesos a las diferentes plantas que se realizaban por escalera interior iluminada desde cubiertas, los espacios con lareiras o chimeneas de piedra, y las distribuciones interiores realizadas con tabiques de madera que cubiertos de barrotillo sobre los que se tendían un mortero de cal, de interesante inercia térmica.

Ante esta falta de interes , permitió el vaciado de los edificios, obligando unicamente a mantener elementos construidos en piedra tales como chimeneas, escaleras etc. inamovibles en las nuevas distribuciones , que aunque no se entendiera su conservacón dentro de unos nuevos espacios, llegando a construir absurdos dormitorios donde la mitad de la superficie es una lareira sin uso.

Permite picar los morteros de fachadas y dejar la mamposteria vista. La piedra que se debe ver son las sillerías


No prevee como se debe ejecutar la obra nueva o ampliaciones. No existe un quiebro diferencial entre lo nuevo y lo antiguo y se da una falsa continuidad

Pero lo que si permitio el P.E. fue el aumento las divisiones horizontales de unifamiliares y grandes viviendas. Adaptando, dicha división horizontal, a la vivienda mínima que recogía el planeamiento.

Con ello la ciudad histórica perdió la variación en tamaño de la vivienda, cuyos espacios hasta entonces, no dependía del número de miembros de la familia sino de los diferentes usos que se le dieran a estos.

Los interiores de estas nuevas viviendas se construyeron con tabiques de paneles de yeso de escasa inercia térmica (mayor gasto de energía) y el acceso a éstas nuevas viviendas se haría por escaleras comunales, de escasas dimensiones según otras normativas sectoriales, pero que se aceptan por tratarse de “rehabilitación”

Tambien permitio localizar mini viviendas en bajo cubierta, que hicieron perder todo el sistema de ventilación cruzada del sistema constructivo histórico. Esta ocupación por parte de viviendas del bajo cubierta, obligo a abrir nuevas ventanas en los tejados, diferentes a la única que existía de iluminación cenital de las escaleras.

Con toda esta nefasta intervención sobre los tejados de Santiago de Compostela, por la noche, la iluminación artificial de las escaleras que antes permitía comprender los volúmenes de cada una de las edificaciones y, creaba un singular paisaje que se percibia desde las cotas mas altas de la ciudad, hoy día este paisaje está destruido, y los nuevos huecos creados para las viviendas situadas bajo la cubierta, no permite una lectura coherente respecto a los volúmenes de las edificaciones antiguas ofreciendo un gran desorden visual.

El P.E. se quedo escaso en la catalogación de edificios, ya que solo fueron valorados según un limitado valor artístico. No supo proponer diferentes programas de rehabilitación que recogieran diferentes intervenciones artesanales que existían dentro de modestos edificios. Tampoco la posibilidad de una obra nueva, ni de diferentes sistemas constructivos, ni nuevos materiales, ni el uso de las nuevas tecnologías. Es decir, cerro la evolución histórica que ya existía en la ciudad y abrio las puertas a la creación del Parque Temático: Ciudad Histórica de Santiago de Compostela.

Con la reconstrución y rehabilitación del edificio que alberga el museo de las Peregrinaciones, antiguo Banco de España, se ha actualizado el debate de como aplicar los conceptos normativos del plan especial, o “doble rasero”, segun sean edificios públicos o privados.

 

Obra nueva. Actual Museo de la Peregrinaciones. Arq: Gallego

Es decir, existe una dualidad: No, a las obras nuevas en el casco histórico pero Si, a ir ofreciendo nuevas actividades dentro del Parque temático. Nos guste o no, la finalidad de los parques temáticos es hacer dinero, muy diferente a lo que significa hacer ciudad. Luego habra que dejar que aumente la posibilidad de negocio, ya que los visitantes reclaman cada vez más nuevos y modernos servicios.

Gustan los contrastes

Seamos realistas, los nuevos servicios exige nuevos materiales, instalar ascensores, instalaciones de nuevas tecnologías, modificación de usos etc. Si mejoramos la economía de los propietarios de los negocios, también mejoraremos nuestra la ciudad-parque. Hagámoslo, porque la otra ya no existe.

La Fortaleza en Valeça do Miño en Portugal son almacenes de productos que se venden en las tiendas, en le Mont Saint Michel en Francia son restaurantes, hoteles y tiendas, en Venecia Italia son tiendas para consumir lujo etc. ¿ Porque se debate?, ¿porque queremos aparentar que somos mas sensibles y cultos?. Y las dos últimas protegidas por la UNESCO

 

 

Etiquetas: , , .

5 comentarios

  1. Antonio dice:

    Interesante enfoque sobre la ciudad hoistorica de Santiago y sus grandes problemas acuales que se veran agrandados, Segun mi parecer, si no se toman medidas ya insinuadas por la autora de este bloc.

  2. Antonio dice:

    Estoy de acuerdo, con el desastre que se esta produciendo en la ciudad historica de Santiago y lo mal que se esta haciendo, que quizas lleve a una desploblación total de la misma con unicamente usos terciarios de visitantes o turistas . Me pregunto despues quien mantendra todo ello.
    Tambien creo que es cierto como se apunta la gran diferencia en trato urbanistico de edificios particulares a los edificios publicos, con actuaciones en los mismos que sobrepasan su posible proteccion.

  3. De dice:

    A verdade e que o consorcio debería de gastar os cartos nos veciños e cidadan da cidade vella e non e regalarllos a igrexa con rehabilitación de conventos e templos de propiedade privada. É un escándalo que nos tempos de necesidades sociais, e de vivenda digna, inasequible para case todas, se esté subvencionando a propiedade privada da igrexa con nosos cartos.
    Só me cabe engadir que o que fai excepcional as cidades é a súa propia maneira d facer, a súa orixinalidade e vitalidade propia. Eu persoalmente é o que quero ver cando viaxo a outros lugares do mundo. Con esta turistización desmedida, non me extraña que se diga: tourist go home!

  4. Jose dice:

    Señora Banet,

    Dicirlle que viviendas medievais en Santiago podería citar o número 29 de Algalia de Abaixo ou o 65 da Rúa do Vilar; esas que pon como exemplo son do século XVI.

    E o Barroco de placas e a fotogría están ben unidas só que esa é a Casa do Cabido.

  5. Teresa dice:

    Muchas gracias José. Me gusta su participación

Escribir un comentario