Iniciar sesión

Imagen de cabecera.

Teresa Banet

Paisaje, sostenibilidad urbana y accesibilidad universal

Transmisión de seguridad en el espacio público

Hace uno o dos días, después de haber publicado el post ” Politica y urbanismo erróneo” me hackearon mi blog. Es decir, entraron en la parte privada de mi blog y lo manipularon con el fin de que no pudiera publicar más posts. Esta práctica, creo que poco corriente entre blogueros, me sorprendió mucho, ya que con mis opiniones no pongo a la luz ningún secreto especial, ni falto al respecto a ninguna persona. Simplemente doy visibilidad a temas de la ciudad que considero importantes.

Pero hoy al fin después largas reparaciones( recuperar codigos de diseño y usuario y contraseña de entrada para poder escribir) ya puedo volver a editar mi blog.

Para mi vuelta, he elegido el tema de diseño del espacio urbano que transmita sensación de seguridad. Lo que le llamo factor psicológico del espacio urbano

¿Podría ser una solución para Santiago de Compostela crear viales que valoren el factor psicológico, para que una parte de ciudadanos, los que viven en barriadas y urbanizaciones, se cohesionen con el resto?

Me planteo esta pregunta, ¿porque las distancias que separan el centro de la ciudad, con las barriadas y urbanizaciones exteriores: 1- Castiñeiriño y Pajonal, 2- Santa Marta, 3- Vista Alegre, 4- Meixonfrio , casi iguales a distancias internas a la ciudad compacta y son sin embargo poco recorridas a pie o en bicicleta por el ciudadano, a pesar del deficiente transporte público (en cantidad y tiempos de espera) o el embotellamiento que se produce con los vehículo privados?

Comentando este hecho con amigos que viven en esas barriadas y/o urbanizaciones, ellos me decían que el problema no es la distancia, si no la sensación de peligro que tienen al andar por un espacio urbano vacío de personas y comercios, con escasas dimensiones e interrupciones de las aceras, exceso de soleamiento, ruido, proximidad de los coches a gran velocidad y problemas de alumbrado, éste último, pensado solamente en los vehículos. ¡Ya les gustaría poder acercarse andando al centro!

Pero ¿Cómo deberán ser los diseños de dichos viales de forma que valoraran el factor psicológico?, pues deberán ser viales que en su rediseño recojan el valor de la sensación de seguridad que debe percibir el ciudadano cuando transita por ellos.

Por ello, lo primero que se debería estudiar, es la posibilidad de instalar en sus bordes edificios de servicio público o privado, y pequeños comercios que produjeran un flujo suficiente de ir y venir de ciudadanos, ya que este contacto entre personas , auto-vigilancia, aunque sean desconocidas, crearía una sensación de seguridad al transitar por ellos.

Y posteriormente rediseñar a escala humana, entendida ésta como la medida la dinámica del cuerpo del hombre, es decir, mejorar los anchos de aceras de forma suficiente, para que se produzca un cruce holgado entre las personas. Pero también que el nuevo diseño mantenga una visión espacial ordenada, y que controle el deslumbramiento y ruido ambiental.

1- Acceso desde el Castiñeiriño y Pajonal

2- Acceso desde Santa Marta

3- Acceso desde Vista Alegre

4- Acceso desde Meixonfrio

Concluyendo:

Sobre estos viales deberán localizarse en un futuro edificios de servicios públicos o privados así como pequeños comercios de uso cotidiano: panaderías, farmacias, bares, ultramarinos, tiendas de ropa, cines etc. ¿Porque concentrar el comercio en un centro comercial y no llevarlo a lo largo de un espacio público acotado: la calle o avenida del comercio?

Deberían tener al menos una acera continua, con preferencia en cruces y con ancho libres de cualquier obstáculo. Suficiente para que al menos se pudieran cruzar 4 personas, es decir dos parejas.

El límite con la calzada por donde transitan los vehículos a gran velocidad, debería formalizarse con una banda vegetal de ancho suficiente, y compuesta por arbustos hasta una cierta altura y arboles, ya que este límite así tratado, reduciría la sensación de inseguridad del peatón, frente a la velocidad de los vehículos.

Permitir en algún punto del trayecto, mobiliario urbano para el reposo, reduciría la sensación de cansancio y lejanía. Y por último la iluminación, que aunque parte de ella viene de la calzada, al menos sobre las aceras completarla con una iluminación baja que facilite ver sin deslumbramiento el pavimento de la acera.

Creo que solo así se conseguiría una mejora en la cohesión entre los ciudadanos del centro y los de las barriadas.

 

 

Etiquetas: , , .

2 comentarios

  1. José Fariña dice:

    Teresa: veo que has vuelto. Enhorabuena. También veo que te sumas a todos aquellos que consideramos la seguridad en el espacio público como uno de los elementos fundamentales para su adecuado funcionamiento. Besos.

Escribir un comentario