Iniciar sesión

Imagen de cabecera.

Teresa Banet

Paisaje, sostenibilidad urbana y accesibilidad universal

Lista de entradas de la categoría Otras arquitecturas

Chandigard: sociedad, cultura y arquitectura

Palacio de Justicia de Chandigard, India, es un ambicioso proyecto de los años 50 (abierto al público en marzo de 1956) del arquitecto Le Corbusier.

Es una primera manifestación bien decisiva de la posible estética del hormigón armado. Sobre la misma fachada se trabajan los opuestos de escalas:

La humana que impregna el brise-soleil que conforma la fachada.

Y el gigantismo del pórtico de entrada compuesto por tres pylônes cuya policromía original propuesta en proyecto: un pylôn verde, otro blanco y un tercero rojo-anaranjado encuadrados por dos muros ciegos de color negro, que ayudarian a poner el acento en el tamaño de los pylônes.

El país donde el color lo impregna todo: la tradición, la sociedad y la cultura, la propuesta de color del proyecto no comprendio el alma del país. Y con el paso del tiempo… leer más…

Estación de ferrocarril de Santiago de Compostela

La estación de ADIF en Santiago de Compostela

Gracias por proteger nuestra memoria historica.

Gracias por mantener la propuesta más sostenible.

Adif sabe proponer estaciones sencillas y bellas como la estación de Cuenca. No hay que inflar nada ni proyectos ni técnicos. Grandes proyectos de arquitectura y urbanismo están en manos de arquitectos sin presencia estelar. El gran arquitecto es el que sabe trabajar desde la humildad, desde el trabajo cotidiano continuo. Hay grandes profesionales y los hay en toda España, incluso aquí en Santiago de Compostela. leer más…

Molino de Santo Domingo al borde del rio Sarela

Hace años, como perteneciente al equipo ganador del concurso del proyecto “Jardín Botánico de Santiago de Compostela”, yo personalmente, me encargue de los proyectos de rehabilitación y reutilización de los tres molinos del río Sarela que se sitúan en la zona.

En el proyecto que presentamos , tanto por la situación y singularidad que tenía cada molino, se le fue adjudicando diferentes funciones dentro de la estructura general del jardín: entrada, mirador y formación y, descanso jardineros.

Ya desde el inicio, desde las propuestas para el concurso del Jardín botánico, me llamo mucho la atención el molino de Santo Domingo. Entonces aun estaba habitado por familiares de los antiguos molineros, y que mantenían todo el sistema de del molino de agua en perfectas condiciones con cierto romanticismo. La señora, hija de los últimos molineros, me explicaba con todo detalle: como funcionaba todo el sistema de entrada y salida del agua y como funcionaban las muelas de piedra. Incluso, cuando el río después de unas lluvias y traía exceso de agua, como se levantaban por la noche para acercarse a la entada del canal para bajar la compuerta de control del cauce. leer más…

Galicia. Antiguas fábricas de salazón.

La intención de este post es fomentar un turismo cultural,que rescate elementos difrenciadores de algunas zonas de la costa gallega, ya que existe una tendencia a homogeneizar Galicia desde su arquitectura. En todas las villas marineras practicamente se ha destruido toda la arquitectura local, para convertirla en edificios de galerías “Sello Galicia” aunque este tema lo deje para más adelante hoy traigo la recuperación de las antiguas fábricas de salazón. Los actuales restos de las fábricas de salazón, situados en nuestras costas, están a punto de borrar una de las tradiciones más antiguas de Galicia: el salado del pescado para su conservación que se remonta a la época de los celtas.

Ria de Noya a la entrada de la villa de Muros

Antes del siglo XVIII, en los pueblos de la costa donde había mayor actividad pesquera de la sardina, las familias de los pescadores, en base a las propiedades antisépticas del cloruro sódico, preparaban la salazón de las sardinas. Las mujeres las descabezaban y evisceraban las sardinas una a una, utilizando las cabezas y tripas como fertilizantes o simplemente se tiraban al mar, mientras que los hombres las salaban. Posteriormente los arrieros se encargaban de su distribución por el interior de la península. leer más…